La terapia de pareja: lugar de encuentro

Las relaciones de pareja forman uno de los pilares básicos más importantes de los que componen nuestra vida adulta. Una relación de pareja cuidada nos aporta estabilidad emocional, mejora nuestra autoestima y nos da un sentido de pertenencia a partir del cual, desde el apoyo mutuo y la confianza, construimos un proyecto de vida común.

En toda relación de pareja pueden, y deben, surgir conflictos. No debemos olvidar que una relación de pareja está formada por dos personas, que se desarrollan y evolucionan en su propio ciclo vital, y con ellos evoluciona la relación sentimental. A veces pueden ser simples discusiones, mientras que en otras llegarán a formar un punto de inflexión desde el que desarrollar la relación, alcanzando así un nuevo punto de estabilidad y bienestar.

Sin embargo, en otras ocasiones nos encontramos con situaciones que no logramos resolver y que, a menudo, dan lugar a problemas que van minando nuestra confianza, pudiendo llegar a suponer un punto de ruptura sentimental. Problemas que no sólo suponen inestabilidad en los miembros de la pareja, sino también en los hijos y el núcleo familiar. Muchos de estos problemas surgen de las situaciones más comunes, como pueden ser:

    • Problemas de celos infundados o relaciones con terceros.
    • Rutina, monotonía y aburrimiento en la pareja.
    • Dificultades a la hora de establecer actividades de ocio en común.
    • Problemas de comunicación.
    • Insatisfacción sexual.
    • Distanciamiento emocional.
    • Conflictos relacionados con la educación o manejo de los hijos.

En este sentido, el contexto terapéutico se sitúa como el lugar idóneo donde resolver esas situaciones de estancamiento, pues en él se trabaja desde una perspectiva global, escuchando los problemas de ambas partes sin juzgar, y ayudando a cada uno a comprender cuál es la situación real, de donde surge y qué puede hacer para alcanzar una resolución satisfactoria, que permita alcanzar de nuevo un clima de estabilidad y confianza mutua.

Los mejores años de tu vida ocurren cuando decides tener responsabilidad sobre tus problemas.

Te das cuenta de que controlas tu propio destino.

«Albert Ellis»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR